Madres del mundo, no os exijáis tanto

¿Qué opinan las madres sobre sí mismas? ¿Cómo se ven en su papel de madres?
La inmensa mayoría estoy segura de que somos mucho más duras con nosotras mismas de lo que el resto de la gente valora.

Tengo muchas madres amigas y a menudo compartimos confesiones de agobios, dudas, problemas, inquietudes…

La mayoría de las madres que conozco son buenas madres. Se esfuerzan, se sacrifican y además comparten el rol de madre con el de pareja, trabajadora, amiga, amante, consejera, gestora, administradora, hija, hermana y nieta… Muchos roles para una sola persona. Y todo ello mezclado, además, con una buena dosis equilibrada de seriedad y simpatía, creatividad, diversión, paciencia, alegría, tenacidad, empatía, carácter, emoción, ternura… y muchas cosas más.

Si a todo esto le añadimos la presión social y las exigencias que nuestro estilo de vida nos marca, con unos valores que a menudo no son para nada los que deberíamos seguir, el cóctel resultante ya es explosivo. Porque no podemos olvidar que hay que cumplir con todas estas tareas con la mejor de las sonrisas, estando siempre estupendas y no descuidándonos.

Vamos, superman a nuestro lado es un principiante…
4ee3f0f028a1f1901ba897c74b2088b2

Y muy a menudo me encuentro con que nuestras jueces más severas valorando todo esto, somos nosotras mismas. Con nosotras mismas y con otras madres.
Nos auto-exigimos hasta límites casi sobrehumanos. Queremos llegar a todo, y llegar bien. Y en el camino nos perdemos muchas cosas y nos dejamos muchas otras.
Es un no parar; una lucha continua. Contra los problemas, contra el tiempo, contra los imprevistos, contra el mundo.

Todas llegamos a dudar en muchos momentos si lo estaremos haciendo bien, si no se nos irá algún día de las manos. Y a veces sufrimos. No porque alguien nos haya juzgado mal, sino porque nos exigimos más, porque sentimos que no hemos llegado.

Os dejo un vídeo que va sobre todo esto. Preguntadas algunas madres como se ven a sí mismas en el papel, ¿qué creéis que han contestado? A mi personalmente me han chocado las respuestas.

¿Y sus hij@s? ¿Os habéis fijado las cosas que dicen de sus respectivas madres? Nada que ver.
Las mamás son lo más maravilloso del mundo. Me ha encantado el niño que dice que “mi mamá es la mejor cosa del mundo”.

Pensadlo, somos el mejor de los productos. ¿Existe alguien dispuesto a darlo todo por otra persona como una madre lo haría por su hij@?

Y entonces, ¿por qué exigirnos tanto y preocuparnos hasta la enfermedad? En esos momentos en los que lo pasamos tan mal sufriendo por todo lo que no hemos llegado a hacer o decir, ya estamos perdiendo una preciosa oportunidad para hacerlo.

Así que madres, no hay que llegar a todo. Ni siquiera lo tenemos que hacer todo nosotras. No os exijáis tanto. Y como dice mi profesora de yoga, perdonaos todo.
¡Es hora de que aprendamos!

Dedicado especialmente a todas las madres que hay en mi vida: Bittori, Mamen, Ester, Isa, Adela, Eva, May, Marta, María, Fina, Amaia, Ana, Esther, Amaia, Leire, Tania, Irune, Izaskun, Mailu, Ana, Maribel, Goizalde, Arantza, Man-Kwan… y muchas otras. y en especial a Iratxe, que pronto lo será también.
¡Os quiero!

Anuncios

Un pensamiento en “Madres del mundo, no os exijáis tanto

  1. Pingback: Zorionak mundu osoko emakumeei! Mis cómplices, las mujeres, ¡os quiero! | Izena duena, bada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s